viernes, 19 de julio de 2013

Transport Tycoon Deluxe (1995)

Tipo: Transporte comercial
Año: 1995
Estudio: Chris Sawyer
Multijugador:
Puntuación: 4

Hay juegos que tienen algo especial, algo difícil de definir que los convierte en clásicos eternos. Transport Tycoon es uno de ellos, un juego aparentemente sencillo y de alcance limitado (ganar dinero transportando mercancías y pasajeros de un lado a otro), pero enormemente adictivo y gratificante, que aún hoy cuenta con una legión de fieles seguidores.

De todas las versiones existentes, desde el Transport Tycoon original al Transport Tycoon Deluxe sobre Windows, con parches, escenarios añadidos y demás, he optado por jugar con TTD sobre DOS mediante un emulador (DosBox), por ser la experiencia más similar a mi contacto inicial con este juego. Sobre OpenTTD ya hablaremos otro día, pues se merece un artículo propio.

Aunque TTD fue originalmente publicado por MicroProse y guarda una más que razonable semejanza con la saga de Railroad Tycoon, de la misma compañía, en el fondo tiene poco que ver con estos juegos. Así como RRT es más un simulador económico de cierta complejidad, donde hay que ir cumpliendo misiones, TTD viene a ser un sandbox para jugar y disfrutar, con una dificultad no muy alta pero muchas opciones a la hora de preparar nuestra red de transportes. Aparte, por supuesto, de que en TTD disponemos, además de trenes, de camiones, barcos y aviones. Aunque sinceramente, lo único que da dinero de verdad son los trenes.

Still looking good after all these years.

TTD cuenta con una perspectiva isométrica sencilla y la altura del terreno también está estratificada en niveles. En mi opinión, la vista isométrica siempre resulta agradable al cerebro, así que cualquier juego que la use. Si a eso añadimos la posibilidad de elevar o bajar el terreno, construir estaciones, puentes y túneles, y ver cómo nuestros vehículos recorren las rutas que hemos creado para ellos, el factor "juguete" se dispara. Además se nos ofrece una estética sencilla pero muy resultona y una banda sonora con agradable musiquilla de época que nunca cansa (por cierto, está en YouTube: Transport Tycoon Deluxe - Soundtrack).

El modo de hacer dinero es transportar mercancías allá donde se necesiten, para lo que contamos con unas reglas de negocio muy simples: las serrerías requieren madera, las centrales carbón, las ciudades pasajeros, correo y productos manufacturados, etc. Nada complicado, aunque el árbol de producción y consumo se modifica ligeramente en las otras ambientaciones disponibles en TTD: la región montañosa, la desértica y el país de caramelo (no preguntéis). Nuestro único cometido es mover estas mercancías, ya que aunque el juego evoluciona y van apareciendo nuevos tipos de vehículo (incluyendo algunos futuristas, ya que el calendario llega a 2050), es un proceso en el que no podemos intervenir, del mismo modo que nuestra influencia en las ciudades y la economía de la región está muy limitada. Por cierto, una de las opciones del interfaz es poner los precios en pesetas, ¡toma ya!

Otro de esos aeropuertos sin pasajeros.

Nuestra verdadera batalla, por tanto, está en optimizar nuestra red de transportes, tanto en las rutas (hablaré de eso más adelante) como en las mercancías, frecuencias de paso y demás. Para ello contamos con una cantidad de información asombrosa. Demasiada, incluso. A menudo acabaremos con la pantalla llena de miniventanas centradas en un vehículo, una estación o una ciudad. Dicho sea de paso, el interfaz de ratón es muy distinto a lo que se ha acabado imponiendo: si clicas en un menú, te activa la primera opción. Para elegir alguna de las otras, tienes que mantener el ratón pulsado hasta elegir la que te interesa y entonces soltarlo. También el movimiento por la pantalla con el ratón es poco intituivo y cuesta un poco acostumbrarse.

Hay un límite al número de vehículos que podemos tener, y no es nada difícil llegar hasta él (por cosas como esta empezaron a salir mods). La IA no es demasiado inteligente y hace trazados demenciales que le dan poco dinero pero que ocupan mucho espacio, ya que el número de cuadraditos es limitado y dos compañías no pueden compartir vías. De hecho, al final tendremos vías por todas partes, dificultando la ampliación de nuestras estaciones e incluso el crecimiento de las ciudades.

El Prestige II en marcha.

Aunque los trenes son la estrella de TTD, disponemos por supuesto de otros medios de transporte a los que, por otro lado, es complicado sacar rendimiento económico. Los camiones y autobuses pueden usar cualquier calzada, incluyendo las que ya tienen las ciudades, pero muestran una terrible tendencia a "perderse" dando vueltas por el mundo. Los aviones son costosos y rara vez hay poblaciones lo bastante grandes como para compensar gastos, y los barcos, por su propia naturaleza, sólo son adecuados para ciertos trayectos entre puntos costeros (por no mencionar que su baja frecuencia de paso hará que empeore nuestra calificación comercial). Pero ahí están, si te gustan úsalos.

Consejos para trenes

A la hora de escoger una locomotora (los vagones son todos iguales), valorad ante todo la vida útil y la fiabilidad de la máquina. Un tren rápido pero proclive a estropearse dará peor servicio que otro más robusto. El producto más rentable es sin duda el carbón, y el que menos los pasajeros y el correo: no pongáis líneas de pasajeros salvo entre las ciudades más importantes. En cuanto al trazado de la vía, evitad las pendientes en la medida de lo posible, subiendo o bajando el terreno si es necesario (pero ojo, junto a la costa sale carísimo).

Tres trenes sirviendo a una granja y una fundición.

Os parecerá mentira pero hay auténticas guías sesudas sobre las señales de paso para trenes en TTD y sus derivados. Realmente no es algo imprescindible, puedes construir cada tren en su propia ruta aislada, pero si quieres que dos trenes compartan vía necesitarás aprender algo sobre el tema. Echad un ojo a los tutoriales, y en especial a lo que llaman "estaciones ro-ro" en bucle, para que muchos trenes puedan operar en la misma estación sin los habituales colapsos (ojalá aprendieran esos trucos en mi estación de Cercanías).

Similitudes razonables con...


OpenTTD

2 comentarios:

Tomas dijo...

Que recuerdos, la de horas y horas que me tiré jugando al deluxe. Comprando a mis competidores y arreglando los estropicios que como dices realizaban en sus vias.
Gran post!

Entropía dijo...

Gracias por tu comentario :-)

Si echas de menos TTD, prueba OpenTTD, es gratuito y ofrece muchas más posibilidades.

Saludos,
Entro