sábado, 2 de noviembre de 2013

OpenTTD (2004)

Tipo: Transporte comercial
Año: 2004
Estudio: Open Source
Multijugador:
Puntuación: 5

OpenTTD viene a ser el sueño húmedo de cualquier jugón hecho realidad (después del de tener una novia friki, claro). ¿A quién no le gustaría que unos programadores cogieran su juego favorito, le aplicaran ingeniería inversa y liberaran en código abierto una versión moderna y totalmente configurable y ampliable? Pues eso es OpenTTD con respecto a Transport Tycoon Deluxe.

El principal responsable de esta maravilla es Ludvig Strigeus, aunque obviamente toda la comunidad de desarrolladores merece un gran aplauso por su esfuerzo y dedicación. En lugar de permitir que un gran juego como TTD fuese quedando relegado al olvido, la fidelidad de los aficionados a lo largo de los años ha acabado por darle una nueva vida. Podéis descargar la versión más actual para diferentes sistemas operativos en openttd.org, donde también hay abundante información sobre el juego.

Como era de esperar, OpenTTD es básicamente TTD ampliado y mejorado, pero conservando su concepto original. Es tan parecido que si os dicen que se trata de una secuela oficial os lo creeríais. Aquí voy a analizar la versión 1.3.2 para Linux, por la mera razón de que hay tan pocos juegos que corran en Ubuntu que merece la pena aprovechar la ocasión. Además, en Windows la banda sonora en formato Midi me dio muchísimos problemas (sobre el mismo PC, sorprendentemente).

Los gráficos por defecto son
muy similares al TTD original.

Como ocurre con este tipo de proyectos cuando tienen éxito, el número de opciones es tal que llega a abrumar, y en algunos casos surgen conflictos entre los propios módulos e incluso con el hardware. Además, al ser un procucto en constante evolución, la información que se encuentra en la red suele referirse a versiones obsoletas. Reconozco que los encargados del proyecto se afanan en proporcionar un producto compacto, ligero y que permite instalar y configurar las instalaciones desde sus propios menús, pero al final hay que leer mucho para personalizarlo como a uno le gusta. No se puede pedir todo, y para el aficionado a los juegos de estrategia es un defecto perfectamente perdonable.

Novedades

El concepto es el mismo de siempre: transportar mercancías y pasajeros de un punto a otro, con el fin de ganar dinero en el proceso y poder ampliar nuestra red comercial. Curiosamente, a los pasajeros les sigue importando un bledo adónde les lleves, como si les devuelves a su casa tras darles un paseo. La base es la del viejo TTD, mejorado y adaptado a las necesidades y caprichos de los jugadores, y centrado en disfrutar de la experiencia de tender rutas de un punto a otro. Tanto es así, que no existe una IA de base, sino que por defecto jugamos "solos", sin competidores. Por supuesto podemos añadir las que deseemos para ponernos las cosas más complicadas.

Con el paquete de 32 bits cambia la cosa. Y sí,
ahora se pueden hacer estaciones irregulares.

Muchos detalles han cambiado, como las opciones de juego en red, la personalización del mapa de juego (que puede llegar a ser gigantesco) o las mejoras en el tendido de vías y la configuración de las estaciones (los trenes siguen siendo los grandes protagonistas de este juego). La variedad de señales para vías es ya apabullante, como lo es el nivel de información que podemos obtener de vehículos, industrias y ciudades. De hecho puede llegar a ser excesiva.

Menciones especiales para los trenes eléctricos, que ahora necesitan su propio tipo de vía (con catenaria, obviamente) y a los tranvías, que pueden compartir rutas con los vehículos de carretera. Hablando de estos, las estaciones se dividen ahora en las de autobuses y las de mercancías, y es posible ponerlas en la carretera, a modo de parada intermedia, en lugar de tener que estar siempre en un extremo (cuando lo veáis me entenderéis). Para el transporte marítimo tenemos ahora acueductos, canales y esclusas, que a mí no me parecen muy realistas pero supongo que pueden quedar bien para construir algo como el Canal de Panamá. Aviso que algunas de estas novedades exigen añadir paquetes al juego base.

Nada nuevo bajo el sol

OpenTTD está muy bien pero no deja de ser un simulador de transporte, al estilo de Transport Giant o Simutrans (que también es de código abierto). Si no os gusta ese tipo de juegos, OpenTTD no os hará cambiar de opinión (pero tampoco os habrá costado dinero, que ya es algo). Sin lugar a dudas está dirigido a un público específico que ya es aficionado a este subgénero y que está dispuesto a dedicarle muchas horas y probar mil combinaciones distintas de los mismos elementos. A mí me encanta distrarme pensando cómo descongestionar una estación central, pero seguro que a otros les parece un muermo.

Linux

La versión de Linux se encuentra en el repositorio de software de Ubuntu (pero no suele estar actualizada, si queréis la última seguid las instrucciones de esta página).

Similitudes razonables con...


Transport Tycoon Deluxe

No hay comentarios: